PREMIO A LA INNOVACIÓN EXPOBIOMASA 2019
En dos años, Galicia cuadriplicará su capacidad instalada de consumo de biomasa, pasando de las actuales 476.000 toneladas a 1,7 millones de toneladas, según revela el informe de la cadena de la madera que ha presentado la Axencia Galega da Industria Forestal (Xera).

Galicia está entrando en una época en la que los recursos del monte cobran un nuevo valor. El cambio climático obliga a reducir el consumo de combustibles fósiles, lo que incentiva el despegue de alternativas como el aprovechamiento de la biomasa forestal residual para la producción energética. En dos años, Galicia cuadriplicará su capacidad instalada de consumo de biomasa, pasando de las actuales 476.000 toneladas a 1,7 millones de toneladas, según revela el informe de la cadena de la madera que ha presentado la Axencia Galega da Industria Forestal (Xera).

Si se tiene en cuenta que el monte gallego produce cada año entre 1,5 y 2 millones de toneladas de restos de tala, la conclusión es clara. Los restos de corta se convertirán en breve en un recurso codiciado en el monte. El primer escalón de demanda se subirá a comienzos del 2020, cuando entre en funcionamiento la planta de producción de energía eléctrica con biomasa que Greenalia está montando en Teixeiro (Curtis, A Coruña), que se espera que consuma más de 500.000 toneladas de restos de tala.

A ese proyecto le seguirán distintas iniciativas de la industria forestal para aumentar su consumo de restos de tala y de subprodutos de su proceso fabril. Las factorías de tablero tienen previsto sustituír por biomasa su actual sistema de cogeneración con fuel, con el que generan calor para su proceso industrial y electricidad para la red. Ese cambio, unido a los aumentos de consumo de Ence Navia y a los que pueda acometer Ence Pontevedra, deparará un aumento de la capacidad instalada de uso de la biomasa residual de otras 700.000 toneladas en el 2021.

La ecuación se completa con la central de producción eléctrica con biomasa que Forestalia está levantando en el Bierzo y que en teoría abastecerá parte de su demanda del mercado gallego a partir del 2020, según se valora en el informe de Xera, en el que se calcula que la demanda total de la biomasa forestal gallega para usos energéticos puede situarse en unos 2 millones de toneladas en el 2021.

Más información: https://www.campogalego.com/es/la-demanda-de-biomasa-para-usos-energeticos-se-dispara-en-galicia/

Naturpellet planea aumentar su producción de pellets de madera un 50%
Resumen de lo acontecido en el mundo de la biomasa en españa en 2019.

Según los datos recogidos por el Observatorio de la Biomasa de AVEBIOM desde hace más de 10 años, hemos superado ya los 300.000 equipos de calefacción con biomasa instalados. La mayoría son aparatos de pequeña potencia, estufas y calderas de menos de 50 kW para calefacción doméstica. Gracias a su funcionamiento en lugar de otros alimentados con combustibles fósiles, evitamos la emisión de más de 4 millones de toneladas de CO2 al año.

Estimamos que hay más de 10.500 MW instalados, lo que supone un 12% de todos los sistemas de calefacción en el país, incluyendo viviendas unifamiliares, bloques de viviendas y, cada vez más, redes de calor distribuido. Nuestra expectativa es lograr acercarnos a los 13.000 MW instalados al finalizar 2020.

Este año, además, hemos impulsado definitivamente un importante proyecto: la certificación de los instaladores de biomasa. Desde junio de 2019 contamos con las primeras empresas certificadas y poco a poco se están uniendo más.

Con el sello iBTc –Instalador de Biomasa Térmica Certificado- pretendemos apoyar ante el consumidor a las empresas que ejecutan de forma profesional la instalación, operación, mantenimiento y reparación de instalaciones térmicas de biomasa.

Las redes de calor

En la actualidad las redes de calor con biomasa superan las 400 instalaciones, que además es la tecnología más utilizada con diferencia para esta solución.

Hemos estado presentes en la última Cumbre Mundial del Clima, la COP25, abogando precisamente por las enormes ventajas de las redes de calor con biomasa para empoderar al consumidor de energía y luchar contra el cambio climático.

Consumo de pellet al alza

La alternativa de la biomasa para generar calor renovable, tanto en el ámbito doméstico como industrial, ha calado en la sociedad. Y a esto ha contribuido de forma fundamental la estabilidad y menor precio de los biocombustibles sólidos frente a la volatilidad de los precios de los combustibles fósiles.

Con los datos del último informe del Índice de Precios de la Biomasa que elabora AVEBIOM vemos que los precios del pellet doméstico se mantienen por debajo de los 300 €/tonelada.

El consumo de pellet doméstico se afianza y en 2019 alcanzaremos un nuevo récord de producción con más de 700.000 toneladas.

El 100% del pellet certificado ENplus que se usa en España procede de bosques gestionados de forma sostenible, lo que garantiza el crecimiento de nuevos árboles en lugar de los árboles utilizados.

Más del 65% de la madera que crece cada año en nuestros bosques no se toca, lo que aumenta la reserva de carbono. Y del 35% de madera que se aprovecha solo el 10% se convierte en pellets. El consumo de pellets en 2018 fijó en los bosques españoles la contaminación de 3 millones de coches.

Economía del sector

Nuestra previsión de volumen de negocio en 2019 para el sector de la biomasa sólida (térmica, eléctrica y tradicional de leña) ronda los 1.550 millones de euros, de los que alrededor del 60% corresponden a su faceta más moderna, la que opera con equipos de tecnología avanzada y biocombustibles de alta calidad.

El sector de la biomasa sólida emplea ya en España a más de 18.400 personas de forma directa, a lo que habría que añadir otros 36.000 empleos indirectos, básicamente relacionado con el aprovisionamiento de biomasa y en zonas rurales castigadas por la despoblación.

Este año se ha celebrado, además, la duodécima edición de Expobiomasa. Estamos muy satisfechos con su desarrollo y resultados, los mejores de toda su trayectoria. Este año la calidad de la oferta de las empresas expositoras ha sido enorme, y el número de profesionales que hemos recibido y el volumen de negocio generado han superado con creces las cifras de la edición anterior.

Políticas de impulso se necesitan

Creo que al necesario fomento de las tecnologías solar fotovoltaica, eólica y de almacenamiento se debe unir el de la biomasa. Para aprovechar todo el potencial que la biomasa puede aportar, España necesita con urgencia un plan de desarrollo ambicioso, tanto para la generación térmica como de electricidad.

El desarrollo de ambos sectores es necesario y sinérgico puesto que así aumentaremos la eficiencia y rentabilidad de los aprovechamientos forestales. Contemplar el aprovechamiento de la biomasa dentro de las planificaciones forestales garantizaría el suministro de biomasa ante una demanda que va en aumento.

Javier Díaz, Presidente de la asociación Española de valorización Energética de la Biomasa, entidad organizadora de EXPOBIOMASA.

Fuente: energetica21.es

Transgrúas es distribuidor de diferentes equipos de biomasa. Astilladoras y trituradoras GANDINI, procesadoras de leña PINOSA, grúas forestales CRANAB o TAJFUNS&LIV
Termosun es el distribuidor nacional exclusivo de la firma austriaca de biomasa HERZ. Entre sus ejemplos de instalaciones se encuentran hospitales, hoteles, balnearios, piscinas, monasterios,...

Los últimos años se ha convertido en uno de los referentes en soluciones energéticas con biomasa gracias a una amplia gama de calderas de biomasa de 60 a 20.000 kW. Las calderas de biomasa suministradas destacan por ser equipos diseñados para maximizar su rendimiento y para atender distintas necesidades energéticas, como la calefacción, climatización de piscinas, agua caliente sanitaria, vapor y aceite térmico. En www.termosun.com se ven algunos ejemplos de obras de calderas de biomasa suministradas en

  • Hoteles, balnearios & Spa, casas rurales, campings, etc.
  • Proyectos para la eficiencia y el ahorro en las empresas.
  • Hospitales, residencias y centros para el cuidado de la salud.
  • Viviendas aisladas, unifamiliares o edificios de viviendas.
  • Piscinas, centros deportivos, polideportivos.
  • Instalaciones individualizadas para todo tipo de edificios públicos.
  • Centros públicos y privados: escuelas, guarderías, y edificios culturales.
  • Monasterios, abadías y edificios singulares.

Según indican desde Termosun para tener éxito en la elección de una caldera biomasa es importante: seleccionar una caldera de alta eficiencia y prestaciones y tener en cuenta el diseño de la instalación, del sistema de transporte de la biomasa, el mantenimiento adecuado que garantice la eficiencia y la formación de los responsables de la misma.

Fuente: energetica21.com

En este artículos podrás descubrir los tipos de calderas de biomasa que existen y las ventajas de las mismas.

¿QUÉ ES LA BIOMASA O ENERGÍA DE BIOMASA?

Es un tipo energía resultante del aprovechamiento de la materia orgánica de los residuos generados por humanos, animales, plantas, o residuos orgánicos procedentes de procesos industriales. Estos residuos pueden ser utilizados para su combustión y generar calor, y la aplicación práctica es que es posible calentar nuestros hogares gracias a que ya tenemos a nuestra disposición la posibilidad de instalar calderas de biomasa.

VENTAJAS DE LAS CALDERAS DE BIOMASA

Muchas son las ventajas que ofrecen este tipo de calderas, pero resaltamos las más importantes:

Nos ahorran mucho dinero. Cuando examinamos la factura de la luz y calefacción de nuestra vivienda o negocio, siempre nos preguntamos sobre la posibilidad de ahorrar en este aspecto y dicha posibilidad existe y es real gracias a este tipo de calderas. Son muy eficientes y dada la materia utilizada como combustible (biomasa) en relación con la potencia necesaria para la transformación en luz y calor hacen que realmente se note el ahorro en nuestra factura.

Producen una energía limpia. Son muy ecológicas y sus emisiones a la atmósfera son bastante más reducidas. Además, debido a su reducido impacto ambiental algunas comunidades autónomas están subvencionando a través de Planes Renove la sustitución de las antiguas calderas por estas nuevas de biomasa.

Ofrecen gran seguridad. Incorporan elementos de seguridad de última generación. La tranquilidad está asegurada con las revisiones periódicas que marque el fabricante.

TIPOS DE CALDERAS DE BIOMASA

Hay diferentes tipos de caldera de biomasa. Al margen de las consideraciones técnicas que pueda tener cada una de ellas las vamos a distinguir en función del tipo de combustible que utilicen:

Calderas de pellets. Es un combustible compuesto principalmente por serrín. Este tipo de calderas son las más utilizadas ya que es en las que más se nota el ahorro en la factura.

Calderas de astillas. Este tipo de caldera se alimenta a base de pequeños pedazos de madera procedentes de explotaciones forestales o madereras. No funcionará igual con un tipo de madera que con otro. La madera de determinados árboles como el abeto o la haya es la recomendada para un funcionamiento óptimo.

Calderas de llama invertida. Lo más parecido a las viejas chimeneas. Se utiliza la leña para calentar casas aisladas produciendo una gran cantidad de energía calorífica.

Multicombustibles. Son bastante potentes. La nota característica es el tipo de residuo del que se nutren que son bien cáscaras de almendra o huesos de aceituna.

CONCLUSIÓN

Es una realidad que se apuesta decididamente por un tipo de energía, no solo más barato, sino menos perjudicial para el medio ambiente y con menor consumo. Sin duda este tipo de energía es el que más se va a utilizar en nuestros hogares en el futuro.

Fuente: diariodecantabria.es https://www.eldiariocantabria.es/articulo/comunicados/calderas-de-biomasa/20191216192127069108.html