FILTRAR NOTICIAS
La Asociación Española de la Biomasa ha presentado dos proyectos al Gobierno de España para favorecer la implantación de la biomasa como fuente de energía renovable en municipios de menos de 5.000 habitantes.
Chimeneas abiertas: por qué deberían evitarse Las chimeneas abiertas son hogares de llama abierta, sin cristal, que aún existen en muchas casas, tanto tradicionales como de nueva construcción. La chimenea abierta debería considerarse un objeto de decoración o para cocinar esporádicamente en las brasas. Pero no se debería considerar como una solución de calefacción, por su escaso rendimiento y sus elevadas emisiones de partículas.
La estufa de Jolly Mec utiliza la tecnología EVO para satisfacer los límites de emisiones medioambientales. Es una estufa combinada que funciona tanto con leña como con pellet, para el calentamiento por aire forzado, con la particularidad de tener dos cámaras de combustión pero solo una salida de humos y un diseño único que valoriza la llama del combustible elegido.
En la producción de industria textil se realizan procesos como el teñido, lavado o planchado que requieren grandes cantidades de agua caliente o vapor. El uso de biomasa como fuente de energía, contribuye a la reducción de la huella de carbono; haciendo esta industria más sostenible y rentable debido al ahorro que se produce respecto a los tradicionales combustibles fósiles.
Cada vez es más obvio que hay que reducir las emisiones y cuidar nuestro entorno. Hay muchos tipos de energía renovable diferentes que se pueden utilizar. Lo que sorprende, es lo poco que se utiliza la biomasa. Su uso para producir calor es lo más rentable que hay y donde el ahorro de emisiones por cantidad de inversión es extremadamente alto.
Según el Decreto 1042/2017, que transpone la Directiva Europea 2015/2193 las instalaciones anteriores a 2018 de más 5 MW deberán adaptarse antes del año 2025.
Tras el parón de la actividad a causa del confinamiento de marzo que coincidió con el fin de la pasada temporada de calefacción, la segunda mitad del año 2020 está siendo muy activa para el sector de la biomasa en España y en toda Europa. Miles de nuevas instalaciones que ya se han puesto en marcha este atípico otoño y junto a la puesta en marcha de grandes plantas de generación eléctrica y la publicación de ayudas al sector están reactivándolo.
Por cuarto año celebramos nuestro Día de la Bioenergía, como han hecho ya otros 21 estados de la UE, poniendo de relieve el enorme potencial biomásico de España y su estratégica contribución al éxito de la transición energética en marcha.
AVEBIOM ha querido agradecer de forma especial al doctor Christian Rakos, actual presidente de la Asociación Mundial de la Bioenergía, su compromiso con la divulgación y el desarrollo del sector de la biomasa sólida para usos energéticos en España durante los últimos 16 años, entregándole el premio Fomenta la Bioenergía 2020.
España consiguió reducir en un 6,2% sus emisiones de CO2 en 2019. Eso es lo que indicaba el Avance de Emisiones de Gases de Efecto Invernadero, publicado por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico a principios de verano. Los datos definitivos se elaborarán a lo largo de este otoño, esta cifra respalda la viabilidad del uso de fuentes de energía no fósiles.
En la planta de sótano  se encuentra la caldera de biomasa, para la quema de astillas de madera autóctona, como fuente central de energía del sistema de calefacción y para la producción de agua caliente sanitaria. La descarga de las astillas se realiza desde la calle a través de dos bocas diseñadas específicamente para facilitar el abastecimiento. Este almacén está conectado con la caldera a través de un sinfín que permite automatizar el suministro de este combustible natural.
Acaba de llegar a esta planta en Castilla y León el pre-triturador de 2 ejes universal, de accionamiento eléctrico FORUS SE250, que se adapta perfectamente a triturar sin esfuerzo restos vegetales, madera de demolición, ramas, cepas, etc.