En Europa el consumo de pellet ha pasado de 4 a 14 millones de toneladas en los últimos 10 años. En este mismo periodo, el consumo de pellet doméstico en España ha aumentado desde las casi 100.000 toneladas anuales a las 573.000 que se consumieron en 2018. Y las previsiones apuntan a que se superará el millón de toneladas en 2022.

Los productores españoles garantizan el suministro y aumentan la fabricación de forma acompasada. La capacidad productiva de España supera ampliamente las 593.000 toneladas fabricadas el pasado año, que fueron suficientes para abastecer al mercado nacional. Los fallos en el suministro con algunos distribuidores poco previsores fueron cubiertos por otros sin mayor problema.

La certificación ENplus del pellet se ha consolidado como referente de calidad entre los consumidores a nivel mundial. Actualmente, 39 fabricantes españoles tienen el certificado en vigor y trabajan diariamente por mantener los parámetros exigibles, a la vez que aumentan los niveles de control e inspección con el fin de garantizar la calidad.


 
El Mapa de los Biocombustibles Sólidos 2020 elaborado por AVEBIOM, y actualizado en septiembre de 2020, muestra la ubicación y datos de 83 fábricas de pellet, 61 de astilla y 25 de hueso de aceituna inventariadas en el último año en España. También recoge información de 59 centros de pellet, astilla y hueso en Portugal, y de 32 plantas de pellet en Chile, Argentina y Uruguay.
A pesar de la pandemia en curso, en Alemania se produjeron más de 1,5 millones de toneladas de pellets de madera en la primera mitad de 2020, lo que representa un aumento del 13%, 173.000 toneladas que el primer semestre de 2019. Con el fin de satisfacer el aumento de la demanda interna impulsada por nuevas instalaciones de calderas de pellets.
La producción de pellet de madera en España ha aumentado un 20% en el último año, alcanzado el volumen récord de 714.000 toneladas en 2019.
El kW podría costar un 80% menos, la maquinaria agrícola podría reducir en un 90% sus emisiones y los sarmientos del viñedo proveer de calefacción y agua caliente de forma sostenible, más económica y renovable a 60.000 hogares en toda Castilla y León. Son algunos datos que maneja COAG en sus jornadas que promueven Contra el Cambio Climático.
En cataluña se ha incrementado notablemente el uso de pellets y otros biocombustibles. Eso ha permitido valorizar productos extraídos de la limpieza del bosque.
Desde la Asociación Española de la Biomasa (AVEBIOM) y la Asociación Española de Empresas Productoras de Pellets de madera (APROPELLETS) queremos transmitir a la sociedad que los profesionales de la bioenergía seguirán trabajando para garantizar el suministro de energía limpia y renovable a todos los usuarios.
Naturpellet planea aumentar su producción de pellets de madera un 50%
Ejemplo exitoso de la valorización de un recurso de biomasa, la astilla de madera, que previamente fue tratado como un desecho.
Una de las mayores fábricas productoras del sector trabaja cada día por la estabilización de las tarifas y vela por la continuidad del suministr de pellet de calidad certificada Enplus bajo la marca BURPELLET.
96.660 metros cúbicos (el contenido de 30 piscinas olímpicas) de biomasa almacenadas en 40 parcelas casi cuadradas de 21 x 23 metros de ancho y 5 metros de alto darán suministro a la central de Cubillos del Sil.
El uso de pellets de madera como fuente de energía térmica se está imponiendo como la medida más sostenible en términos económicos, sociales y ambientales para luchar contra el cambio climático. Su uso fomenta el desarrollo rural, crea empleos y, al ser rentable, contribuye a un futuro sostenible, justo con nuestra sociedad y el medioambiente.
Bioenergy Barbero, empresa de servicios energéticos y único distribuidor con sede en Salamanca de pellet ENplus®, ha ampliado recientemente su capacidad de acopio de biomasa con la instalación de dos silos de pellets totalmente automáticos.