Optimizando procesos

La industria, las comunidades de vecinos y los District Heating en España se decantan por la biomasa en busca de ahorro económico y el control de costes. Los últimos datos indican que hay más de 11.000 equipos de entre 50 y 1.000 kW y más de 1.000 que superan 1 MW térmico de potencia.

Anualmente se instalan en España más de mil equipos y calderas para uso industrial y comercial capaces de generar agua caliente, aceite térmico y vapor, así como generadores de aire caliente y frío, secaderos, hornos, climatizadores o generadores de frío industrial que pueden emplear biomasa como combustible.

Muchas empresas gestionan sus propios subproductos y los valorizan energéticamente en industrias cerámicas, cementeras, papeleras, secaderos de madera, de tabaco, de café, de frutos secos, todo tipo de granjas y otros productos agrícolas, invernaderos y en el sector conservero, entre otros.


 
KRONOSPAN es una compañía fundada en el año 1897 en Lungötz (Austria). En la actualidad ocupa una posición de privilegio en el mercado del tablero y sus derivados. En el año 2002 creó su filial en España, KRONOSPAN SPAIN, con el objetivo de comercializar sus productos en nuestro país. A finales de 2012 adquirió los activos del GRUPO INTERBON y generó las filiales: KRONOSPAN, S.L., KRONOSPAN MDF, S.L. y KRONOSPAN CHEMICALS, S.L.
Con biomasa forestal y madera se produce electricidad renovable en una de las mayores plantas de cogeneración de Suiza, en Sisseln. Desde finales de 2018, suministra electricidad a 17.500 hogares y calefacción a muchos más clientes gracias al District Heating. Para recibir, procesar, almacenar y alimentar las astillas de origen forestal, la firma participante en Expobiomasa, Vecoplan, suministró toda la maquinaria y llevó a cabo la instalación y puesta en marcha, en un plazo extremadamente ajustado.
Desde el año 2013, la Junta de Castilla y León está llevando a cabo un importante programa de actuaciones de ahorro y eficiencia energética promovidos a través de la Sociedad Pública de Infraestructuras y Medio Ambiente de Castilla y León (SOMACYL). En el ámbito de este programa, SOMACYL ha llevado a cabo 30 actuaciones para la sustitución de combustibles fósiles por biomasa, mediante la instalación de calderas individuales y redes de calefacción centralizadas que utilizan como combustible pellets de madera y astilla forestal.
En cataluña se ha incrementado notablemente el uso de pellets y otros biocombustibles. Eso ha permitido valorizar productos extraídos de la limpieza del bosque.
El observatorio pretende ser un referente para el resto de observatorios con este proyecto de transición ecológica utilizando la biomasa como combustible.
El uso de biomasa en la instalación térmica de la piscina climatizada consigue reducir considerablemente el uso de combustibles fósiles.
Internet se ha vuelto tan común que muchos de nosotros tenemos dificultades para imaginar lo que se necesita para hacer realidad este mundo digital, incluida la cantidad de servidores y necesarios para su funcionamiento. La mayoría de los centros de datos en todo el mundo dependen en gran medida de los combustibles fósiles para producir la electricidad y la refrigeración necesarias para ejecutar el equipo necesario, lo que algunos llaman el "lado oscuro" de Internet.
Pokupso es un municipio croata que cubre el 75% de sus necesidades energéticas con biomasa gracias a un district heating. Llegarán al 100% en solo cinco años.
Una caldera de biomasa que permite a la compañía LC Paper fabricar productos de papel tisú estructurado con emisiones neutras de CO2.
Termosun es el distribuidor nacional exclusivo de la firma austriaca de biomasa HERZ. Entre sus ejemplos de instalaciones se encuentran hospitales, hoteles, balnearios, piscinas, monasterios,...
ABP Food Group es reconocida como un líder de la industria en el Reino Unido cuando se trata de prácticas sostenibles e iniciativas ambientales.
Asociación Sueca de Bioenergía publica cada año el mapa de BioHeat, que muestra todas las redes de calor en el país que usan biomasa como combustible. El mapa de 2017, publicado en febrero de este año, muestra 511 instalaciones. 292 de estas plantas generan más de 10 GWh de calor. Las 219 restantes son plantas más pequeñas que suministran 2-10 GWh. Además, hay una cantidad de plantas aún más pequeñas, que no se muestran en el mapa.