En Europa el consumo de pellet ha pasado de 4 a 14 millones de toneladas en los últimos 10 años. En este mismo periodo, el consumo de pellet doméstico en España ha aumentado desde las casi 100.000 toneladas anuales a las 573.000 que se consumieron en 2018. Y las previsiones apuntan a que se superará el millón de toneladas en 2022.

Los productores españoles garantizan el suministro y aumentan la fabricación de forma acompasada. La capacidad productiva de España supera ampliamente las 593.000 toneladas fabricadas el pasado año, que fueron suficientes para abastecer al mercado nacional. Los fallos en el suministro con algunos distribuidores poco previsores fueron cubiertos por otros sin mayor problema.

La certificación ENplus del pellet se ha consolidado como referente de calidad entre los consumidores a nivel mundial. Actualmente, 39 fabricantes españoles tienen el certificado en vigor y trabajan diariamente por mantener los parámetros exigibles, a la vez que aumentan los niveles de control e inspección con el fin de garantizar la calidad.


 
Desde Canal Extremadura han realizado un reportaje en el que nos muestran el proceso de cracción de astilla de calidad para ser utilizado como biocombustible. Ver video
El martes 27, en el CEDER-CIEMAT (Lubia, Soria) se celebra una jornada divulgativa y taller formación para presentar los principales resultados del proyecto Biomasud Plus.
Jorge Morales de Labra en la SEXTA aclara en este video cuánto ha subido el coste en calefacción este año según el tipo de combustible utilizado. La biomasa sale muy bien parada… Ver video
Los principales biocombustibles sólidos, obtenidos a partir de la biomasa, son pellets, astillas de madera y hueso de aceituna. También son biocombustibles otros —menos abundantes— como las cáscaras de frutos secos; o menos homogéneos y tecnificados, como la leña. Pero todos ellos, igual de importantes.
La energía generada con astillas y pellets de madera, hueso de aceituna y otra biomasa permite dejar de importar a los españoles el equivalente a más de 1,2 millones de toneladas de petróleo (unos 10 millones de barriles de petróleo). Además, reduce las emisiones de gases de efecto invernadero provocadas por el uso combustibles fósiles como son el gasóleo o el gas natural.
¿Cuánta electricidad consumen las estufas de pellet? Existen estufas que no consumen electricidad e incluso generan la electricidad necesaria para pequeños aparatos externos como móviles. Dentro de los componentes de una estufa de pellets existen normalmente varios elementos electrónicos: ventiladores, sistema de encendido, alimentación del quemador o el control de la combustión, que ayudan de una manera determinante a que sea lo más eficiente posible. También consiguen que su uso sea más sencillo y cómodo.
La calefacción de biomasa genera un ahorro de hasta el 66% frente al gasóleo. De los 1.340 euros de media que se gastan anualmente en cada hogar de Castilla y León para afrontar los costes generales de energía, el 47% se destinan a producir calor; un 19%, a agua caliente sanitaria; y el resto, a la electricidad.
Para hacerse un cálculo personal rápido: como el ahorro está en el combustible es proporcional a los metros de la vivienda. Jesús vive en Valladolid con su mujer y sus dos hijos. Tiene una casa de 100m² bien aislada. Cada año consume 16.000 kWh de energía para calefacción,  parecido a lo que consumen en cualquier ciudad del centro de España. Jesús analizó lo que cuesta como consumidor (con impuestos) la calefacción y el agua caliente cada año con diferentes tipos energías.
En España se producen 420.000 toneladas anuales, que aportan 1.880,6 GWh (162.120 tep). En España, que cuenta con la mayor superficie del mundo dedicada al cultivo olivar (más de 2,6 millones de hectáreas), se producen anualmente 6,2 millones de toneladas de aceitunas que aportan 420.000 toneladas de hueso, de las que se comercializan 323.500 toneladas; el resto se consume en las propias almazaras y extractoras como fuente de calor para sus procesos.
Las Astillas de Olivo de Leñas Legua han sido galardonadas con los Premios Eurobrico 2018 por el sector retail. Después de evaluar las más de 50 candidaturas presentadas en la Pasarela de Novedades, el jurado de expertos compuesto por representantes del sector de la distribución junto con los principales medios de comunicación del sector han reconocido este producto de la empresa Leñas Legua como uno de los cuatro productos más destacados de la décima edición. 
La estabilidad de los precios de la biomasa, en claro contraste con el progresivo incremento del coste del gasóleo de calefacción —que se ha elevado por encima de un 35% en los dos últimos años—, ha propiciado un significativo aumento del ahorro que supone el uso de la biomasa como combustible de calefacción, que en estos momentos puede ser de hasta un 66% frente a los costes del gasóleo.
Mostramos en la gráfica la evolución de precios al consumidor final, incluyendo impuestos y entrega en el punto de consumo, desde el último semestre de 2014. Cuando los precios de los combustibles fósiles como el gas o el gasóleo han sido más bajos a nivel internacional. Es evidente que climatizar una vivienda con biomasa (pellets, astilla o hueso) es mucho más económico que hacerlo con combustibles fósiles, como se ve en la gráfica puede ser la tercera parte.