NOTICIAS
26 / 09 / 17
Inauguración oficial de EXPOBIOMASA 2017
El rector de la Universidad de Valladolid recibe el premio ‘Fomenta la Bioenergía 2017’. También fue entregado el Premio a la Innovación a la empresa Biocurve y dos accésits, a la compañía austriaca Windhager y a la italiana Tiemme Elettronica

El secretario general de Agricultura y Alimentación del Mapama, Carlos Cabanas Godino, ha entregado hoy el premio nacional ‘Fomenta la Bioenergía 2017’ al rector de la Universidad de Valladolid, Daniel Miguel San José, en el acto de inauguración de Expobiomasa, que ha tenido lugar a las 12 del mediodía en la explanada de la Feria de Valladolid.

La Universidad de Valladolid ha recibido este galardón, que convoca la Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa, AVEBIOM, por sus acciones e inversiones dirigidas a promocionar las bondades energéticas de la biomasa.

El jurado calificador de las distintas candidaturas presentadas ha querido poner en valor la apuesta de la Universidad de Valladolid por la biomasa con el desarrollo de distintos títulos universitarios sobre aspectos relacionados con la bioenergía y la eficiencia y sostenibilidad energéticas, así como con la instalación de sistemas energéticos basados en biomasa para los distintos campus de la Universidad.

Además, también ha reconocido la “enorme labor de docentes y técnicos, tanto de formación como de concienciación entre sus estudiantes y otros miembros de la comunidad educativa nacional e internacional, de las bondades de estas instalaciones energéticas con biomasa utilizadas en las distintas dependencias de esa institución académica”.

En ediciones anteriores han recibido el premio ‘Fomenta la Bioenergía’ el Ayuntamiento de Tarrasa (2010), IDAE (2011), la Agencia de la Energía de Andalucía (2012), la Junta de Castilla y León (2013), la Oficina del Cambio Climático del Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente (2014), la Xunta de Galicia (2015) y NASUVINSA (Navarra de Suelo y Vivienda) (2016).

Premio a la Innovación y dos accésits

Asimismo, el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, entregó el Premio a la Innovación 2017 a la empresa aragonesa Biocurve, por su caldera de condensación de astilla que ofrece una potencia récord de 200 kW, el doble de la caldera de condensación de biomasa más grande concebida hasta la fecha.

La compañía aragonesa, cuya planta de producción se ubica en Vizcaya, ha desarrollado un proyecto muy innovador, la caldera de condensación de astilla BCA200, cuyo diseño optimiza el intercambio de calor en un espacio ultra compacto y un quemador rotativo y de limpieza automática. BCA200 presenta una extraordinaria mejora en el rendimiento con astilla: entre el 102% y el 105%, un 10%-15% superior al de las calderas convencionales. Y en consecuencia, también ofrece un alto rendimiento en ahorro de combustible.

También se entregaron los dos accésits del Premio a la Innovación 2017, concedidos a la empresa austriaca Windhager, reconociendo la tecnología Zero-Emissions de su caldera PuroWIN, por su quemador de gasificación; y a la empresa italiana Tiemme Elettronica, por el desarrollo de su proyecto 4Heat, un dispositivo wi-fi para el control remoto y la gestión de los sistemas de calefacción con biomasa.