NOTICIAS
27 / 09 / 17
“La biomasa es mucho más que ‘leña tecnificada’, es un sector inmerso en la revolución 4.0, que ya ofrece soluciones muy innovadoras”
Retos y las oportunidades de la bioenergía 4.0

El 11º Congreso Internacional de Bioenergía, celebrado en el marco de la feria Expobiomasa 2017, “ha conectado las tecnologías digitales 4.0 con las empresas de bioenergía, un sector indispensable para la ‘descarbonización’ de la economía”, ha asegurado Javier Díaz, presidente de la Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa (AVEBIOM), entidad organizadora del congreso y de la feria.

En las doce sesiones de trabajo celebradas durante el Congreso han participado 150 personas, de las cuales más del 30% representaban empresas e instituciones de fuera de España, sobre todo de países hispanoamericanos (20%) y especialmente de Chile, México y Cuba.

Según Javier Díaz, “la digitalización de las empresas del sector de la biomasa representa tanto un reto como una oportunidad; sin duda, aquéllas que implanten de forma temprana la digitalización de sus procesos y ofrezcan productos y servicios inteligentes, conseguirán una gran ventaja competitiva”.

“Lo que se ha demostrado hoy —añadió— es que existen soluciones muy innovadoras, que permiten automatizar y controlar los procesos en tiempo real, para mejorar su eficiencia y reducir los costes a los usuarios”.

Porque, dijo, “la biomasa es algo más que ‘leña tecnificada’. Estamos inmersos en la cuarta revolución industrial, como cualquier otros sector de la economía, y contamos con industrias que se encuentran en primera línea para afrontar el reto de la transformación digital y ofrecer soluciones para que todas las empresas de la cadena de valor de la producción de energía a partir de biomasa superen este gran reto”.

Los asistentes al Congreso han tenido acceso a herramientas y soluciones tecnológicas, nacionales e internacionales, aplicables a empresas de bioenergía y han conocido de primera mano la experiencia de transformación digital de una empresa fabricante de estufas de biomasa como Palazzetti y de un fabricante de pellets español como Biomasa Forestal, la única empresa del sector que ha participado como ponente en el reciente Congreso Industria Conectada 4.0, organizado por el Ministerio de Economía, para hablar de la pyme ante el reto de la industria conectada 4.0

Presentación de ClimateCoin

La responsable de marketing del proyecto ClimateCoin, Ana Karen, que participó como ponente en el Congreso, dio a conocer las líneas fundamentales de la iniciativa y explicó cómo pueden encajar los proyectos de bioenergía en esta propuesta financiera innovadora, cuyo propósito es la puesta en circulación de la primera criptomoneda para la lucha contra el cambio climático en el mundo.

“Dado que los gobiernos y los políticos no están priorizando el cambio climático, a pesar de que tienen el poder y los recursos para hacerlo, y que las autoridades no están tomando la iniciativa de liderar la lucha contra el cambio climático, ClimateCoin ha tomado la iniciativa de hacerlo en su lugar”, dijo Ana Karen.

El token ClimateCoin es una nueva criptomoneda única basada en Etereum, que permite a cualquier ciudadano participar en la lucha contra el cambio climático. Utiliza la tecnología blockchain para ese propósito y permite devolver beneficios trimestrales a sus titulares.

La Fundación ClimateCoin, dijo Ana Karen, “colaborará con empresas que creen soluciones contra el cambio climático con la tecnología blockchain; y la rentabilidad de estas empresas asociadas será esencial para apreciar el valor de la moneda”.

Con los recursos que se obtienen de la venta de los tokens, ClimateCoin comprará participaciones en empresas que cuentan con productos innovadores para luchar contra la actual crisis del cambio climático, crear sus propias empresas o comprar soluciones de otras organizaciones para implementar en los proyectos de la fundación.

La OCDE ha estimado que se invertirán 103.000 millones de dólares entre 2016 y 2030 en proyectos vinculados a la lucha contra el cambio climático. Solamente en 2016, empresas de todo el mundo invirtieron 2.500 millones de dólares en soluciones blockchain, una cifra que podría elevarse a más de 19.900 millones en 2025.