«La Junta destinará más de 30 millones de euros en los próximos años a la ejecución de proyectos de redes e instalaciones individuales abastecidas con biomasa forestal»
19 / 10 / 17
«La Junta destinará más de 30 millones de euros en los próximos años a la ejecución de proyectos de redes e instalaciones individuales abastecidas con biomasa forestal»

Entrevista a Juan Carlos Suárez-Quiñones y Fernández, Consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León

 

Castilla y León se convierte en estas fechas en el principal centro de atención del sector de la biomasa, con motivo de Expobiomasa2017. ¿Qué valoración hace de este acontecimiento como miembro del Gobierno de Castilla y León?

Considero que es una muestra de los resultados del trabajo intenso de estos últimos años, en los que las empresas y la Junta de Castilla y León han apostado seriamente por el desarrollo de la biomasa en todas sus variantes: pellets, astillas, calderas, redes…

La Junta de Castilla y León fue pionera en poner en marcha, desde lo público, iniciativas en este sector de actividad, con el fin de ser tractora de la iniciativa privada. Parece que esa finalidad se está cumpliendo.

La feria es la demostración más patente de que se va creando un nuevo y pujante sector, que dinamiza nuestra economía y especialmente la de nuestras zonas rurales; y que cuenta con todo el apoyo de esta Administración, como en todas aquellas iniciativas que vayan en la línea de mejorar la gestión de nuestra superficie forestal y además de dar actividad económica a nuestro medio rural, contribuyendo a la fijación de su población y a su consolidación.

¿Qué mensaje le gustaría transmitir a las 600  empresas y marcas que participan y a los 18.000 profesionales que visitarán la feria durante estos días, como consejero de Fomento y Medio Ambiente?

Que Castilla y León ya es, y aspira a consolidarse aún más, como una Comunidad de referencia en el aprovechamiento sostenible de la biomasa. Y para ello necesitamos a profesionales que se impliquen en este sector de futuro y lo impulsen cada día desarrollando nuevos proyectos.

Se ha avanzado mucho en estos años, pero todavía falta mucho por hacer en tecnología, normalización, redes, mercados… Para todo ello, me gustaría que empresas y profesionales vean a la Junta de Castilla y León como un aliado que comparte sus objetivos e inquietudes. Y también como una administración inversora, que destinará más de 30 M € en los próximos años a la ejecución de proyectos de redes e instalaciones individuales abastecidas con biomasa forestal.

¿Qué repercusión tiene el adecuado tratamiento de la biomasa en el tratamiento de los bosques (y sus consecuencias en la política de prevención de incendios)?

Respecto a los incendios, decir que es un tema clave en toda la política forestal de Castilla y León, en el que cualquier mejora en el aprovechamiento de la biomasa forestal supone un avance en la política de prevención. Nuestros bosques acumulan anualmente más de 6 millones de toneladas de biomasa, entendida como la madera y sus subproductos (que son los que coloquialmente denominamos biomasa, aunque biomasa es tanto la madera para tablero como lo que llevamos a pellets y astilla para quemar, que es la biomasa energética). De los subproductos aprovechamos en Castilla y León unas 700.000 toneladas al año para la industria de la biomasa energética. Esto supone que acumulamos, tanto en montes públicos como en privados, grandes cantidades de biomasa forestal que favorecen el desarrollo de los incendios.

Un intenso aprovechamiento de la biomasa forestal es una de las mejores fórmulas para mejorar el estado selvícola de nuestros montes y, por tanto, de lucha contra los incendios forestales.

¿A qué porcentaje de participación debería aspirar la biomasa en el mix energético de la Comunidad?

Yo apostaría por un desarrollo intenso de la biomasa con fines térmicos, mediante redes y calderas individuales; en este campo todavía hay un gran margen de crecimiento.

Respecto al uso de la biomasa para generación eléctrica, considero que sería deseable apoyar algunos proyectos, pues permiten el aprovechamiento de la fracción de biomasa de peor calidad y resulta un complemento ideal para optimizar los aprovechamientos, pero es imprescindible analizar con detalle las posibilidades de aprovisionamiento y de seguridad de suministro.

¿Cree que la biomasa está llamada a desempeñar una función más importante aún en Castilla y León tras la decisión de cerrar definitivamente Garoña?

Con o sin Garoña abierta, la biomasa, como se ha indicado, es importante para Castilla y León como recurso económico y en el contexto social.

Pero está claro que el necesario Plan de reindustrialización de la zona afectada por la Central podría incluir alguna actuación relativa al aprovechamiento de biomasa, pues en la zona hay materia prima y existen posibilidades de evacuación.

¿Es o puede ser, a su juicio, el sector de la biomasa uno de los ejes de las políticas contra la despoblación en Castilla y León, especialmente en el ámbito rural?

Como sector con un gran potencial de creación de empleo en el medio rural, la biomasa debe ayudar a la lucha contra la despoblación, especialmente en las comarcas forestales de la orla montañosa de la comunidad. Como ya comenté es empleo rural y por tanto es fijación de población.

Nuestro objetivo es aprovechar en 2020 un millón de toneladas de biomasa, en el sentido de subproductos de la madera para uso térmico y eléctrico, lo que permitirá crear más de 800 puestos de trabajo en labores de extracción, preparación y transporte, puestos de trabajo en el medio rural.

¿Cuáles son los proyectos más importantes que abordarán a corto plazo en este sector?

Nuestro objetivo es desarrollar básicamente redes de distribución de calor para calefacción y agua caliente generado con biomasa.

En este sentido, estamos construyendo una segunda red en Valladolid, en Huerta del Rey, tras estar en producción la de la Universidad de Valladolid, que se verá ampliada próximamente con el suministro al Hospital Clínico Universitario.

Tenemos previsto abordar una gran red en la zona Norte de León, así como en los Campus de las Universidades de Salamanca y Burgos, y en los municipios de Ponferrada, Villablino y Fabero.

 

Fuente: Periódico Expobiomasa 2017 DL VA689-2017